#3findes3festivales (III)

Y aquí terminó el “reto” y la temporada de festivales 2019 😦

Y la larga y productiva temporada de festivales terminó en Granada. Maravillosa ciudad que he visitado en muchas ocasiones y a la que nunca te cansas de volver…

2019-09-20-23.26.01.jpg
Vetusta Morla nos volvió a encantar ❤

Mi relación con este festival es relajada. Me gustó hace un par de años pero no me gustó nada hace cuatro… El caso es que la vida y las cosas que pasan hacen que vaya cada dos años… ¿se romperá la dinámica en 2020? Ya veremos… Después de una visita a los sitios más típicos de tapas de la zona centro y pasar sin pararse demasiado por Bora Bora, llegamos a una abarrotada e improvisada zona de “acreditaciones” en pleno centro de Granada. Y de ahí para el festival…

Nos encontramos como ya era casi costumbre con los puestos de Cervezas Alhambra donde te grababan el vídeo blablablabla… nada, nos fuimos a aprovechar el 2×1 (hasta las 19) en cerveza mientras empezaban los jóvenes pero garajeros y granaínos Radio Palmer, con referencia al centro comercial Neptuno (WTF) incluida.

Terminaban y justo al lado estaban ya pactando (falseando suena muy feo) una entrevista de Andalucía Directo con unos chavales que seguramente no vean Canal Sur todos los días… Por supuesto, en el pueblo nos reconoció todo el mundo ¬_¬. Menos mal que ya había empezado la impresionante Carmen Boza. Impresionante en letras, voz y en actitud rockera, que también saludó en directo a la gente que estaba viendo este programa en la tele pública andaluza 🙂

Más tarde, Depedro, uno de los valores seguros en esta temporada de festivales, volvió a impresionarnos con sus mejores temas de los últimos años y también con alguno que ha hecho para Calexico. En el otro escenario Novedades Carminha nos ofrecía la dosis necesaria de cumbia y punk. Mezclada, no agitada. Y también el hit “Ya no te veo”, sin el local Dellafuente, que a saber dónde estaría…

Sin mucho descanso, Vetusta Morla nos volvió a ofrecer un magnífico concierto en la que es seguramente su gira más cuidada y efectiva, con las canciones que mejor funcionan en directo de su nuevo disco (la larga gira del año pasado en la que lo tocaban entero ayudó algo, imagino), los éxitos de siempre… y cómo no, la ya mítica y esperada interpretación de “El hombre del saco” con guiño a otros grupos participantes en el festival… y el emotivo final con “Los días raros” (que ya sale hasta en el final dramático de una de las series de mayor éxito del Netflix).

Los murcianos Second una vez más hicieron gala de una presencia increíble en directo, con Sean Frutos, que hace que todo parezca fácil. De forma parecida a lo que hicieron Vetusta, han tenido unos cuantos conciertos en sala donde han tocado su último disco de principio a fin y se han quedado con los auténticos pepinazos… terminando con “La suerte de tu piel” (tema escrito junto al presente, en otro escenario, Villanueva) y en el que el mismísimo Sean se anima a tocar la guitarra. El resultado fue un pelín caótico pero más que aceptable dentro del despiporre y el subidón natural con el que (casi) terminas el concierto. Digo casi entre paréntesis, porque un concierto de Second no está acabado sin que Sean nos diga que somos exquisitos… y desde hace unos meses, la última canción que tocan siempre es “Mira a la gente”.

Amatria empezaba y parecía que íbamos a vencer a la lluvia en esa noche en la que nos iba a caer la mundial (jaaaaaaaaaa) cuando caían las primeras gotillas… Pero una vez me enfundé mi chubasquero del Decathlon (para luego quitármelo) ya no podía dejar de pensar en todos mis amigos, que se llaman Cayetano, obviamente. Otro de los momentos míticos de la noche fue culpa de los Carolina Durante. Hicieron casi el mismo concierto que vienen haciendo en todos los festivales en este verano y que tanto nos gusta. Algo hay seguro en este mundo y es que Diego Ibáñez no es capaz de quedarse quieto encima de un escenario ni tan siquiera un segundo… justo lo contrario que Ariadna de Los Punsetes. La noche se cerró con un nuevo set de Les Castizos que seguramente fue mítico pero que abandoné al poco de empezar, para seguirlo en la fila de los taxis XD

mde
Escenario Principal

El sábado había que visitar el mítico Bar Soria, estaba claro… También estaba claro que tenía que llegar pronto al recinto para disfrutar de la rave cósmica y diurna en esta ocasión que ofrece el gran Martí Perarnau IV bajo el nombre de su megagrupo: Mucho. Con el subidón pasamos de una rave a otro evento menos eufórico gracias al cálido ambiente que consiguió la magnífica voz de Nina de Morgan. Agradecida, muy agradecida y emocionada, nos llegó al corazón.

Sin tiempo para recuperarse, Anni B Sweet acompañada de los Rufus T. Firefly (al menos reconocí a Julia y Víctor) empezó a cantarnos en español y a veces también en inglés… y luego aparecieron Lori Meyers para cantarnos “Dilema”, de su segundo álbum Hostal Pimodán. Entre ella e Iván Ferreiro tuvimos ocasión de presenciar algo que a lo mejor no tenía cabida en un festival así: Cupido. El autotune (qué harto estoy del autotune) de Pimp Flaco combina que no veas con el pop suave y en ocasiones un poquito ñoño que hacen sus compis. Si su primer disco se titula igual que la cinta de Kirk Van Houten, hay que tenerlos en cuenta.

Iván Ferreiro pues sí, se dio otro baño de masas, hizo un pequeño popurrí de clásicos del pop de los últimos tiempos y la gente cantó sus himnos, pero los platos fuertes de la noche estaban por venir. Zahara volvió a presentar sus temazos de los dos últimos discos, con subidón absoluto y dancing del personal en los dos últimos: “Caída Libre” (YOLAMOLA1000) y “Hoy la bestia cena en casa”, por desgracia sin el Test Voight-Kampff en las pantallas que tanto nos gustó en La Riviera y el Sonorama 🙂

No lo dimos todo todo y todo porque tocaba tomar posiciones para el directo más esperado de la noche, el de León Benavente. Las expectativas eran enormes, pese a un decepcionante concierto en Sevilla hace un par de años, las otras veces que los habíamos visto lo petaron. Pues en esta ocasión hay que decir que reventaron el escenario (con cortinas, como si fuera un programa de José Luis Moreno)… pese a ser el primer concierto presentando su nuevo disco, cualquiera lo diría. Sus nuevas canciones funcionan, vaya que si funcionan… En noviembre, en La Riviera, será la prueba definitiva para certificar que estamos ante el directo del año (que no del daño xD).

Cerraron la noche los chavales de La M.O.D.A., en estado de gracia y los Shinova que llevados por el carisma de Gabriel de la Rosa y los temazos de “Volver” (funciona mejor que el disco nuevo, es lo que hay) hicieron que se nos esfumara lo poco que quedaba de festival… que se cerró con una nueva y mítica sesión de los Elyella.

Así queda la lista del Spotify del reto #3findes3festivales. ¿Lo volvería a hacer? Seguro 😛

Vamos al grano

Pues os cuento así en modo telegráfico los últimos festivales de agosto y el del fin de semana pasado 🙂

Me he despistado estas últimas semanas y os he ahorrado el trago de leer mis pseudocrónicas de los últimos tres festivales… Así que comentaré rápidamente qué ha sido lo mejor de los festivales, los motivos para ir (casi todos extramusicales, no nos engañemos) y lo menos bueno.

sdr
Masha no se quiso perder el show del camarada Vegas

SONORAMA RIBERA (Aranda de Duero, Burgos – 07-11/08)

Los mejores: The Futureheads, Miss Caffeina, Chimo Bayo, Australian Blonde, Morgan, Depedro, Fuel Fandango, Berri Txarrak, Deacon Blue, Nacho Vegas, Carolina Durante, Zahara, Shinova y por supuesto LUIS BREA Y EL MIEDO.

Motivos para ir: gastronomía inigualable, el vino de la Ribera del Duero, gran ambiente en el pueblo al mediodía. Hay que vivirlo.

Lo menos bueno: llovió bastante el viernes. Que se acaba y tenemos que esperar un año para volver a ir.

dav
Que no mire más para arriba, que se Marea…

NO SIN MÚSICA (Cádiz, 15-17/08)

Los mejores: Marea (OMG), Vetusta Morla, Second, Turmalina, Fuel Fandango, The Electric Alley.

Motivos para ir: una excusa más para asomarse por la maravillosa ciudad de Cádiz.

Lo menos bueno peor: CRUZCAMPO.

2019-09-07-14.42.41.jpg
Este mediodía ellas cantan para míiiiiiiiiiiii

DCODE (Madrid, 07/09)

Los mejores: La Casa Azul, Viva Suecia, GERRY CINNAMON, Miss Caffeina, Eels, Amaral, Two Door Cinema Club (sí, Two Door Cinema Club). Alhambra Especial.

Motivos para ir: festival de un solo día en un sitio bastante guay con algunos nombres internacionales que no se suelen asomar.

Lo menos bueno: hacernos madrugar. El acceso como siempre bastante mejorable pero al menos sin las colas de otras veces. Sonido de cuatro duros para lo que te cobran por la entrada.

Two more festivals to go… y los dos con Alhambra Especial ❤

Oh, See! (13-14/09) y Granada Sound (20-21/09) y se acaban las vacaciones de momento… y recordad: SEPTIEMBRE AÚN ES VERANO

Dobles y pinchos

19:15 ¡Ya está bien! Pasas la tarjeta y te vas. Un día más, un día menos (es jueves y además has quedado… ¡mola!). Eres el típico currito en tu departamento que saca el trabajo que no sacan los otros… puede que por incompetencia o directamente porque quieren. Sales corriendo hacia la parada del autobús y ahí ves llegar al 157 justo cuando te sitúas y levantas la cabeza. Está claro que es tu día de suerte… y ya si encima no hay atasco llegarás pronto a Plaza de Castilla. Luego un ratillo asumible en la línea 1 y llegarás a Bilbao (la glorieta).

Estaba claro que La Casa de la Tortilla no era el sitio más romántico para quedar pero oye, el ambiente mola y lo que importa (la tortilla, claro) mola también. Ya han pasado casi doce meses y sigues tan fascinado como el primer día o casi más. Tus amigos te han dicho que después de dos semanas sin verla mejor hubieras elegido un sitio más romántico y menos concurrido para hablar pero era vuestro sitio especial y esas cosas… que si allí fue la primera vez que notaste aquella mirada, que si allí se rió de ese chiste tan horrendo que a NADIE le gustaba menos a ella. Pero nada, me decían que había que elegir un sitio para hablar.

Hablar, hablar, hablar… ¿Hablar? ¿De qué? Si está todo hablado. Si no hablamos todos los días es porque o bien me engancho yo en una conferencia por una incidencia en la India o más lejos o porque ella se queda dormida viendo no sé qué en no sé dónde. Reconoces que no te gusta estar solo en el sofá mirando Instagram, Twitter o un blog de viajes que te cuenta historias y sitios que no te puedes perder de sitios tan cercanos como Nueva Zelanda. ¡¡Qué perra tiene la gente con viajar!!

Viajar, viajar, viajar… ¿Viajar? Ah, sí. Teníais un viaje en mente para otoño a Turquía pero no termináis de cerrarlo por alguna cosa o por otra. Tú estás preocupado por un proyecto que probablemente va a salir en la fecha indicada pero bueno, entiendes que hay cosas más importantes y decidiste solicitar tres semanas a finales de septiembre. De hecho esta misma tarde te llegó un correo electrónico del departamento de Recursos Humanos aprobando dichas vacaciones. Era importante tener las vacaciones y el calendario claro para irse a la agencia de viajes (tu ordenador) y reservar vuelos, hoteles… todo eso.

Eso sí, notabas un runrún en la cabeza y te esforzabas por silenciarlo. ¿Qué pasaba? Pues eso, que el tiempo pasaba y por una cosa o por otra no terminabais de cerrar el viaje. “Lo vemos el mes que viene, que estoy fatal de pelas” era lo que ella solía decirte.

Como buen caballero que eres le ofrecerás adelantarle el dinero de su billete. No andas mal de pasta y puedes hacerlo. Total, es un mes que no vas a ahorrar pero la extra está al caer y “es que ni se va a notar”.

Llega la hora y ahí estás puntual en la barra y con dos dobles. Te traen un par de pinchos de tortilla. ¿Qué te puede pasar?

@ilikefest vs. @interestelarsev: las comparaciones DUELEN

¡Hola otra vez! Volvemos a la carga con el tema “festivales”:

¡Ah! Qué maravilloso es la vida y las extrañas coincidencias… Pues resulta que desde el sábado a eso de las 16:45 aproximadamente hasta ayer por la tarde había dos festivales que tenían un cartel idéntico y con un único artista confirmado: VETUSTA MORLA. Con una salvedad: uno se celebrará en 2019 y otro en menos de dos semanas. Hablo del I Like Festival (13/10/2018 en Córdoba) y el Interestelar (24-25/05/2019 en Sevilla).

Ayer por la tarde los responsables del I Like Festival de Córdoba después de saberse ya hace tiempo que no había entradas disponibles, anunciaron que los grupos que cerraban el cartel de su “festival” eran Glaciar (Málaga) y Toulouse (Granada).

No tengo nada en contra de los grupos que han sido añadidos al cartel pero me parece que nos han “vendido la moto” de una manera bastante lamentable. Es vergonzoso que este fin de semana en Jaén los mismos gestores (Riff Producciones, empresa cordobesa, para más inri) ofrezcan algo como esto:

Resultado de imagen de go rural fest jaén
¿Quién tiene más poderío? Sobran las palabras…

Un evento modesto pero bastante decente, la verdad, con un cartel muy representativo del indie español de los últimos años y la presencia de tres nombres (a mi juicio) muy potentes como Lori Meyers, Iván Ferreiro y La Casa Azul (¿por qué ninguno de ellos acompaña a Vetusta Morla el día 13?).

¿Qué ha aportado el festival que ellos organizan a Córdoba? Pues no sabría cuantificarlo pero casi cero… No han arriesgado nada, trayendo casi siempre a los mismos (han repetido dos veces los recordados Supersubmarina, Vetusta Morla, Fuel Fandango, así de memoria) y dejando un poco de lado la tan cacareada (ellos mismos lo dicen en su comunicado) apuesta por la escena independiente andaluza.

Casualidades de la vida, este fin de semana pasado la gente de The Music Republic (Arenal Sound, Viña Rock, Granada Sound…) sí que hizo un evento (gratis, aunque supongo que con el apoyo de la Junta de Andalucía) que apostó por grupos muy “en la casilla de salida” de la música, acompañados de algunos nombres ya algo consagrados:

Aquí sí que hay grupos emergentes…

En fin, poco se puede hacer ya. Solo queda esperar que el concierto (prometen dos horas) de Vetusta Morla sea memorable y nos haga olvidar esta torpeza a la hora de comunicar el cartel de un festival que decepciona y mucho sin haber abierto las puertas. ¿Ha sido por hacer caja? No sé, no quiero pensar mal… pero este año se me antoja que viene más flojo que en otras ediciones (que ya es decir).

Me da pena porque la empresa organizadora ha llevado victoriosamente eventos tan colosales como la gira de regreso de los 091 en 2016 o varias apariciones de colosos de la música como Mark Knopfler y Bob Dylan en nuestro país…

Solo me queda recomendarles que se piensen mantener una marca así (la de su “festival”), que visto lo visto tiene un futuro bastante negro. Aunque para mejorarlo no creo que tengan que esforzarse demasiado. Y si necesitan ayudas e ideas de alguien que lleva unos pocos años yendo a festivales por España y también fuera, pues me ofrezco por la voluntad como quien dice…

Por ahora: I DON’T LIKE THIS FESTIVAL. Por cierto, los de Cervezas Alhambra han adelantado por la derecha y a toda pastilla a los organizadores del I Like Festival ofreciendo TODO ESTO y gratis:

La imagen puede contener: texto
Ahora vas y lo cascas

Sonorama Ribera 2018: la pseudocrónica (II)

Como continuación del post del miércoles, que nos quedamos en el viernes del Sonorama de este año. Nos quedan el sábado y el domingo… ¡que pasó de todo! Vamos a repasarlo.

El sábado comenzó bajando a las entrañas de Aranda de Duero. ¿Sabíais que su subsuelo está jalonado por una gran cantidad de bodegas? ¿Y sabíais que con el abono te permiten bajar el sábado y te regalan un vaso de vino, morcilla y chistorra (y otras cosas dependiendo del sitio)? Pues nada, sin habernos metido nada para el cuerpo fuimos a ello, debajo de la casa de la cultura y muy cerca de la Plaza del Trigo.

Después tomamos posición en la Plaza del Trigo porque a las 14:00 venía uno de los platos fuertes de la plaza: Carolina Durante. El ambiente estaba caldeado porque había muchíiiiiiiiiiiiiisima gente. Este año se estrenaba una nueva política de control de accesos que funcionó bastante bien y por supuesto lo que no faltó fue la gente de Protección Civil con las pistolas de agua de las máquinas Karcher.

nor
Si no sales empapado de la Plaza del Trigo es que no has estado

Tras una actuación corta que nos dejó ganas de más (a ver, tampoco es que tengan horas y horas de repertorio) no dejamos de maldecir al maldito lolololo y ya sabíamos todos de sobra que “Florentino paga bien” (¿dónde mandamos el CV?) nos llegaba una fabulosa notificación al móvil que nos decía que la sorpresa a las 15:00 sería ¡¡LORI MEYERS!!

Después de la experiencia cuasi fatídica del año anterior, en la que los lojeños nos ofrecieron un fabuloso concierto pero NADIE se sabía Ham’a’cuckoo (¡¡¡!!!), me esperaba lo peor: un par de canciones de Viaje de Estudios en las que nadie las siguiera o yo qué sé… Afortunadamente para la fiesta fue un recorrido por cinco o seis canciones de los últimos discos acompañada de una lluvia de flyers anunciando el concierto en el Palacio de Deportes de la Comunidad de Madrizzzzzzzz el 29 de diciembre (va a ser que no interrumpo mis vacaciones de Navidad por ellos, lo siento en el alma).

Sin esperar que se vaciara demasiado la plaza buscamos un sitio dónde comeeeeeeeeeeerrrrrrrrrrr y nos encontramos con #gentequevienealSonoramaytecuentasuvida mientras tomábamos unas Alhambra en el bar de referencia del año pasado: el Revolver Saloon. Y luego todo fue una sieshhhhhhta.

Estos hijos de fruta con los que fui (Jaime y Juande) se quedaron durmiendo pero yo me fui después de un leve pero necesario descanso hacia el recinto porque a las 19:40 tocaban Maga y yo tenía una necesidad muy imperiosa de verlos (porque soy muy muy muy fan) y de verlos en primera fila. Me puse un poco nervioso porque un autobús de los que iban al recinto se me fue en los morros casi literalmente y ya eran casi las siete de la tarde. Está claro que con el solano y tal pues habría tortas por estar de los primeros viendo a Maga. No me equivocaba:

nor
Aquí, luchando con la multitud por la primera fila

Maga, que dio un conciertazo en el que no faltaron ni “Medusa” de su primer EP (amor ❤ infinito por este tema) ni por supuesto “Agosto esquimal” (inspirada seguro en las nada tórridas noches de agosto arandinas), ni “Diecinueve”. Tras Maga vinieron los Sidecars y la consabida visita al puesto de comida asiática. No he comido allí otra cosa que no fuera el clásico pad thai vegano (por algo estamos en vegano)… nos dio tiempo a ver un poquito también a Los Punsetes y el enésimo outfit raruno de la amiga Ariadna.

Después y con algunos problemas técnicos que entiendo lo retrasaron vino uno de los grandes: Xoel López. Con todo el amor del mundo hacia el Sonorama y todo el mundo allí reunido cantó canciones de sus dos últimos discos sobre todo y nos ofreció “El amor valiente”, que no entró en el setlist de su última visita. No, no sonó “Que no”.
Justo después de Xoel vino la marabunta que quería ver a Izal. Yo los ví, sí, pero desde la distancia e hinchándome a palomitas de maíz ❤ en el puesto de Euromaster.

¿Qué tal Izal? Pues como siempre. De hecho todo bastante igual a lo que vi en Cádiz pero un poco más lejos. Y lo que dijeron espontáneamente pues vino a ser justo lo mismo que dijeron en Cádiz. Cuando se me acabaron las palomitas me dio tiempo a ver un poquito de la prueba de sonido de Arizona Baby, ellos sí que me flipan…

Después de la banda del Meister y el Señor Marrón vinieron los Dorian tras su desafortunada visita el año anterior en la que no funcionó nada. Por supuesto se recitó Arrecife (jajajaja mi colega Zurdo odia esta canción). Presentando su nuevo disco “Justicia Universal” y con un set algo más corto que en Cádiz en el que lo único que echamos en falta fueron MÁS PAPELITOS. Sin lugar a dudas darlo todo mientras suena “La tormenta de arena” (uno de mis himnos) y la tormenta que estás viviendo es de papelitos es una de mis cosas preferidas, últimamente. Además ya si cierras con “Los amigos que perdí” (saludos a Jaime Bayly), un tema del que siempre me fascinó ese estribillazo que es una pasada.

Justo después de Dorian y una salida en tropel hacia vaya usted a saber dónde (muchos a Nunatak) nos acercamos al escenario pequeño a reponer y mientras tanto empezaba Ladilla Rusa. Por supuesto grabé el momento Macaulay Culkin en el que se infiltró la voz de la camarera y la mía propia… Y más tarde llegó uno de los momentos estrella de toda la edición: Vintage Trouble. Nosotros veníamos avisados de lo que significaba un concierto de estos señores pero a mucha gente les pilló de sorpresa.

img_20180812_0240181.jpg
Los baños, ahí al fondo a la derecha…

Similar a lo de Cádiz unas semanas atrás pero con más gente y más metidos en la fieshhhhhhhta. Por supuesto hubo su poquito de subida a la torre de sonido y el crowdsurfing final en el que un poco más y se nos cae.

Por nuestra parte el sábado acabó aquí. El domingo empezó con el desayuno de los campeones (birra y bocata de jamón un servidor) y El Meister dándolo todo en una Plaza del Trigo menos llena que el día anterior. Entre que ya se había ido mucha gente y otra estaba todavía durmiéndola después del lío de Nancys Rubias y Hot Chip la noche anterior… Después del Ilustrísimo Sr. Vielba y tras una breve visita al grandioso Ricardo Lezón vinieron los chavales de Cala Vento. Hay que ver la que son capaces de soltar con tan solo una guitarra y una batería. Son espectaculares.

La sorpresa del domingo (fecha en la que Xoel López cumplía 41, pero no le regalaron actuar en la plaza como en 2013 creo recordar) fueron los Varry Brava, que venían en plan after seguro. Esta gente son la fieshhhhhhhhta. Hubo un poco filtración de setlist en el sitio en el que nos quedamos (el chaval que estaba poniéndolo nos lo enseñó sin querer) y lo dimos todo en una relativa sombra. Y más tarde, tras una visita corta pero fabulosa al Lagar de Milagros (lugar de peregrinación obligado siempre que toca pasar por la zona) nos fuimos a la zona de acampada para disfrutar de los últimos (ya sí que sí) conciertos de la edición¡!

En un escenario/camión muy bien montado vimos en primer lugar a la banda multinacional (con un chaval de Dos Hermanas) Carmen Costa, con una afluencia de unos escasos 30 o 40 espectadores en unas condiciones bastante deplorables. Más tarde vendría el genuino y animoso Josete Villanueva en uno de sus últimos conciertos de su gira Zoo para dos (ya lo vi en Córdoba y Sevilla) que animó a bastante gente que estaba allí a la expectativa. Resulta que había un par de conciertos sorpresa (a las 21 y a las 22)…

Durante el concierto de Anaut (que molan mucho) llegaron un par de furgonetas con bastante secretismo. Una de ellas era una Mercedes enorme. Pocos minutos después llegó una notificación diciendo que para las 21 tocarían Julieta 21 (anda, jajajaja, qué coincidencia…) y TABURETE.

Screenshot_20180812-203301[1]
¿Qué hemos hecho para merecer esto?
¿CÓMO? Salimos corriendo. No se me ocurre otra manera peor de terminar un festival que había estado muy bien organizado y que había aprendido de los errores del año anterior. No obstante, para el año que viene creo que han tomado nota de cosas que mejorar y es posible que les preparen un recinto un poco más grande para acoger a tantísimo fan de los festivales… Nos veremos allí, si Dior quiere y lo contaremos. Os dejo con la lista actualizada con los nombres que aparecen en este post (excepto uno, tabureteeeeeeeeeee). ¡Hasta entonces!

Mad Cool 2018: la pseudocrónica

Pues nada, que me voy de festival y os cuento cómo me ha ido, qué he visto y esas cosas… lo de siempre.

Una vez más me dejé seducir por la increíble lista de nombres famosos y fascinantes que la organización de este festival nos ofrecía por 160 euros (después de un incidente confuso en el que se compraron por 175 euros). La culpa es mía. Sonríe.

Parece ser que en la primera jornada del festival hubo problemas en el acceso. No sé si la puerta de IFEMA es el mejor sitio para hacer un control de seguridad para aproximadamente 80.000 personas. Supuestamente esta gente sabe o tiene contacto con alguien con experiencia en gestionar estos flujos de personas. Pues parece ser que no fue la cosa muy fluida. En mi caso la espera era para entrar en el aparcamiento del recinto y el pico de coches que querían entrar pues se notó porque solo había dos carriles para entrar y por algún motivo que se me escapa tenían que ver los maleteros. Vamos, que podías llevar explosivos o lo que fuera dentro de tu coche pero en el maletero, no. Por cierto, el mío el primer día no lo vieron…

Tras este trámite salimos lo más rápido que pudimos fuera del aparcamiento hacia un paso bajo la M-11 y de ahí a un solar al principio con bastantes piedras y después con césped artificial supongo que algo más caro que en la edición anterior porque te podías sentar y no acababas con el culo como una carpeta xD. Eso sí, te cargaba de electricidad estática… GENIOS los que lo seleccionaron, GENIOS.

El jueves pasará a la historia como el día más caótico del festival hasta el viernes. Empezó con el pogo más temido: el del primer concierto. ¿Por qué? Guiris con las baterías a tope y un grupo como Slaves: dos chavales de los 90 estandartes del punk más guarro (pero encantador) ¡casi setentero! que resiste en esta década. Después de refregarse con gente que ya estaba como a las 12 de la noche pero a las 7 de la tarde, tocaba Mark. O. Everett a.k.a. E de Eels. Decidimos acercarnos un poco pero al final tomamos posiciones para ver el delicioso concierto de Fleet Foxes detrás de LA VALLA que había cerca de la torre de sonido: un sitio que a la postre fue muy estratégico pues permitía acceder rápidamente a una zona bastante apetecible del otro escenario grande que estaba al lado… Por eso cogimos tan buen sitio también para darlo todo con Tame Impala junto a un montón de escoceses que decían que era genial que hubiera festivales así en Madrid que como está lejos de la playa es mucho más barato (me descojono…). Y hubo un momento troll por mi parte cerca de unos chavales de Costa Rica a los que les dije “¡Viva Tailandia!” XDDDD. Se habían cogido el avión para venir a este festival y el FIB… Espero por su bien que disfruten del segundo.

Tras esto, el plato fuerte de la jornada: Pearl Jam. O lo que es lo mismo una sucesión de auténticos hits de los que nos emocionaron a nosotros y seguro que también a Steven Spielberg, de los que disfrutamos durante los 30-35 minutos que había que esperar (sin exagerar) para pedir una simple cerveza. Supongo que es culpa nuestra pensar que en un recinto para 80.000 personas es un lujo que te atiendan rápido y que te puedan cobrar de una manera rápida e indolora. ¿Qué pasó con las fichas? ¿No se puede pagar con la pulsera? En fin, la involución festivalera.

Más tarde llegó el despiporre total con Kasabian, saltos y tal… y un fin de fiesta con lo que quedaba del concierto de Japandroids… y ya valía que ¡el viernes había que trabajar!

Tras una fabada en el asturiano debajo de casa y una siesta reparadora llegamos a tiempo de ver At the Drive-In!! Qué pasada de directo y qué energía… el tío estaba loco XD. Y después un chaval que pese a lo que parecía no venía de One Direction, hizo una versión de Tina Turner y tocó una canción que era por la que lo conocía: James Bay (¿sobrino de Michael?). Después de eso: un poco de Ben Howard, un genio que merece otro sitio en el que desplegar su creatividad: el Teatro Lara por ejemplo.

Después había que coger sitio para los Arctic Monkeys, el plato fuerte de la jornada. Tras el lanzamiento de un disco bastante discordante con lo que venían haciendo, la gente no sabía muy bien qué podían ofrecer pero en mi humilde opinión estuvieron más que a la altura :). Con canciones de ahora que son un lujazo y las de antes que suenan algo distinto pero muy guay.

Y después la vergüenza de la jornada: el plantón de Massive Attack y la falta absoluta de explicaciones por parte de la organización… Un nuevo hito en la corta historia del Mad Cool. No voy a añadir nada más a lo dicho, solo que estuve en el dichoso “loop” una hora haciendo el gilipollas esperando que salieran. No quedaba otra que consolarse con la M.O.D.A. (hay que ver la cantidad de gente que iba a la moda, sin puntos…) o los Bloody Beetroots, a los cuales todavía no les pillo el punto pero molan.

Y en la jornada del sábado nos esperaban dos de los platos más fuertes del cartel para mí: Queens of the Stone Age y Nine Inch Nails. El primer grupo consiguió que viésemos casi entero el concierto de Rag’n’bone man (que está bien pero no soy fan) muy cerca de la primera fila. Tras una desbandada parcial con sentido Jack Johnson nos colocamos en una envidiable tercera fila junto a un empleado del Real Betis Balompié, un chaval de Huelva capital cuyo padre era de Rute y un simpatiquísimo y charlatán chaval australiano (la gente pensaba que era de UK… hay que ver más “Diversión con Banderas”). Una de las cosas con las que me quedo de este Mad Cool es con su cara al revelarle que “coger” en Argentina tiene un significado distinto al que tiene en España. Otra de las cosas con las que me quedo de este Mad Cool es con su cara al revelarle ese significado XDDDD.

QOTSA fue el pogo de mi vida supongo que por la duración (no hacía apenas calor y la gente estaba por la labor), por la afluencia (muchísima) y por la música. Mejor, imposible. Hubo momentos en los que no saltaba pero me elevaba por la presión entre la gente y un servidor de ustedes… XD MAGIA. Después de toda esta violencia desatada y la lucha de clases resuelta a favor de los que renegamos de las zonas VIP en unos segundos gracias a San Joshua Homme tocaba el balance de daños: se rompió un vaso de litro. Nada más <3, mi mochila del Sonorama de 2015 resiste.

Después, el inigualable directazo de Rival Sons. Jay Buchanan es una de las mejores voces del rock americano y no soy yo el único que lo dice. Lo malo de este concierto: fue muy corto y molestaba un poco el sonido de otro grupazo de allí, de California: Black Rebel Motorcycle Club. Pero los Rival Sons no se fueron xD. Lo dicho, otro de los hitos del festival para mí.

Estaba el nivel de euforia muy arriba cuando vino el que, personalmente, es el grupo de bajona-subidón por excelencia: Nine Inch Nails. Con una escenografía bastante rallante y una realización en las pantallas llevada a cabo por un colgao con una steady cam dando vueltas, nos ofrecieron un concierto para guardarlo en el corazón de piedra que tenemos algunos por siempre jamás. Hubo gente que se emocionó con el Hurt… yo en realidad lo hice con Closer, que pensaba que no la iban a tocar. Los ganadores de un Óscar (Atticus estaba ahí también) por “La Red Social” no nos fallaron.

El festival y la noche para mí se cerraron en primer lugar con otro inigualable concierto de mi tocayo Ángel Stanich. En Sevilla él dijo que venía de Santander y se llamaba Quique Setién. Al lado de la ciudad deportiva del Real Madrid dijo que se llamaba Cristiano Ronaldo y quería hacer un último “fuck you” al RMCF xD. Mátame camión es mi filosofía de vida.

Y para acabar… Underworld y sus cosas. Muy guay pero ya estaba todo el mundo derrotadísimo. El escenario principal era una agrupación de guiris sacados de una reunión de extras de Trainspotting mientras no dejaban de volar los vasos reutilizables que costaban un euro. Inenarrable.

En realidad creo que la falta absoluta de limpieza debería considerarse una medida más de protesta contra una organización que volvió a ofrecernos su peor cara… Así no.

Espero que os haya gustado la crónica. Al final pese a todos estos desastres uno se lo pasa bien y saca lo positivo de lo vivido. ¡Nos vemos en el próximo festival!

Oye, esta no es… otra canción de despedida

Os paso una pequeña lista con siete canciones para siete situaciones en las que dices adiós y una para bailar!!

blog-adios
Hasta luego, Mari Carmen

Aprovechando que en poco más de diez días he escrito dos entradas para este blog que en más de una ocasión di por muerto… pues vuelvo a la carga. Esta tarde ha llegado a mis oídos que se va alguien de la oficina y he pensado que hay ocasiones en las que una despedida voluntaria o involuntaria (sin llegar a ser trágica y para toda la vida, no nos vamos a poner dramáticos) merece una canción que la acompañe… nos centraremos en esta ocasión en el indie español.

Una canción para despedirse a lo grande: “No volveré”, de Kokoshca. Estás hasta las narices de tu situación y quieres dejar un trabajo de mierda para no volver a verlo más. Lo que viene a ser un cambio drástico. A partir de mañana nada volverá a ser cómo antes y te envidiarán más que nunca. Te reirás en la cara de tus enemigos de la manera más malvada posible… Lo único malo: se te irá un poco la olla y te afeitarás el pelo.
Recomendable para personas ya un poco escasas de pelo o que quieran revivir el lado más punk de Britney Spears.

Una canción para echarle la cruz a alguien con toda la mala baba del mundo: “Todo lo que merezcas”, de Xoel López. Todo iba bien, esa persona lo ha sido todo para ti, pero esto llegó el final. En esos días después del inicio de la tragedia pues las cosas no funcionan… lo peor es que estés en vacaciones o no tengas una ocupación que te la quite de la cabeza. A ver, llorar, llorar… no todo es llorar, Xoel. Eres un poco exagerado. Y lo de desear que le falte el aire a alguien, hijo mío, es pasarse un poco de la raya. Menos mal que sé que lo dices todo metafóricamente.
Recomendable para jóvenes que pierden al segundo o tercer amor de su vida y tienen ganas de revancha. Un consejo: follar sienta bien y además conoces gente.

Una canción para despedirte de una persona y hundirla en la miseria: “Voy a por tabaco”, de Los Planetas. El requisito indispensable es que esa persona te quiera lo suficiente para verse afectada por la tristeza de tu sentimiento y ande bien de empatía. ¿Cómo te sentirías cuando una persona te canta que todas sus miserias son culpa tuya? J lo hace en esta Cara B del single “Espíritu Olímpico” (que es todo lo contrario, una declaración de amor y de intenciones). Vamos, son las cintas de Hannah Baker condensadas en poco más de cinco minutos.
Recomendable para gente muy cínica e incapaz de reconocer que es responsable de sus propios problemas.

Una canción para irse a dormir a un parque: “Voy a hacerte recordar”, de La Habitación Roja. La has liado y muy muy muy muy mucho. El sofá no tiene un cartelito con tu nombre, no. Te has ido con los amigotes y has vuelto a casa TRES días más tarde. Has faltado al trabajo, no has llevado a los niños al colegio y tu madre ha vuelto de Algeciras a buscarte y ha acabado en la Línea 4. Te echan de casa porque la furia es demasiado grande como para mantenerte cerca y un banco cerca de la estación del Parque de Santa María te espera. Te rindes ante la evidencia y tu orgullo te hace cantar esta canción, haciendo gala de lo bien que ha ido todo pero te va a tocar dormir bajo un cielo estrellado y sincero (¿?).
Recomendable para gente que la lía muchísimo en verano y en zonas cálidas, porque en Burgos en pleno agosto no hay quien duerma al raso…

Una canción para gente paciente pero no tanto: “No puedo más contigo”, de los Niños Mutantes. Aguantas carros y carretas y crees que todo acabará yendo bien. Pero no. No. No. (No, esto no es una canción de Lori Meyers). Llega la mayor pelea dialéctica y decides cortar con el “y tú más” definitivo. Después de eso ya no hay réplica que valga. O sí, pero mucho peor y más grave… Tú sabrás si quieres lanzar el órdago.
Recomendable para gente que tiene un plan B, un plan C … o hasta un plan Z.

Una canción para despedirse de alguien y hundirte en la miseria: “Amable”, de Tachenko. Ay, qué bonito parecía ser todo, ¿no? Pues no. Todo va a acabar mal. Y a nadie le va a importar. Tú te preguntarás qué culpa tienes de todo lo malo que te pasa, si eres muy muy bueno con la gente. Algún día después de tantas hostias te darás cuenta de que precisamente TÚ eres el culpable de todo lo que te sucede.
Recomendable para gente muy cínica e incapaz de reconocer que es responsable de sus propios problemas, pero que se siente afectada y dolida por ellos sin hacer partícipe a los demás.

Una canción para irse, pero de verdad: “Me voy”, de La Plata. Lo que pasa es que si lo dices muchas veces pierdes convicción. Y al final acabas cayendo rendido ante esa persona y acabas soltando todos tus sentimientos, que no puedes estar sin ella o él ni un solo momento… pero tú te vas, ehhhh. Vamos, que estás esperando un “no te vayas” escrito en una pancarta … ¿o quizá un “INTERVENCIÓN”?
Recomendable para gente que desea despedirse pero no lo tiene muy claro del todo.

Bonus: ya que nos despedimos, que sea bailando. la canción que más o menos da el título a este post es una versión en español de Leonard Cohen que luego cantó en español Enrique Morente pero no entró en el disco Omega. La última versión más o menos conocida es de su hija Soleá Morente.  Pues como no hay una manera mejor de cerrar una lista temática que con una canción que no tiene nada que ver, incluyo “Baila Conmigo”, de su último disco. Grandiosas frases como “hoy tengo el guapo subido” o “¿de qué te sirve ser tan listo si ni siquiera puedes seguirme el ritmo?”. Está claro que la cosa bien bien no va a acabar… pero por lo menos vas a bailar con esa morena.

Aquí os dejo con la playlist de este post… espero que la disfrutéis y pongáis música a vuestras despedidas!!!

https://open.spotify.com/user/johnpardolta/playlist/1loQAJS3UWcSKLmeryy6cs?si=Tqz0E9qsQBqYEknOXWo-iw